EL ARTE DE LA RESPIRACIÓN CONSCIENTE

 Dentro del Yoga, el Pranayama es el arte de la respiración consciente que pretende regular la energía o fuerza vital en nuestro cuerpo, explorar la relación íntima entre el cuerpo y la mente y proporcionar un acceso consciente y voluntario a las fuentes mismas de la Vida.

PRANA
Aliento, Respiración, Energía vital
(Energía básica que anima todas las
formas de vida)

AYAMA
Alargamiento, expansión, amplitud,
regulación, longitud, prolongación, retención, control.

PRANAYAMA

• Ciencia yóguica del control de la respiración.
• Es la prolongación consciente de la inspiración, retención y espiración.
• Es el proceso de captación, acumulación y control consciente de las energías vitales en
nuestro cuerpo.
• Es el nexo de unión entre el cuerpo y el alma.
• Ciencia especial del aliento que pretende regular la energía vital.
• Conjunto de técnicas que regulan el proceso respiratorio.

Cuando hay respiración hay vida, cuando cesa la respiración también cesa la vida, por lo tanto controla tu respiración.”

Hatha Yoga Pradipika

La práctica de pranayama favorece un estado equilibrado de salud, purifica el sistema respiratorio, circulatorio y energético, pero quizás lo más esencial es que desarrolla una mente estable debido al incremento de la fuerza vital y su influencia sobre los centros cerebrales.
Desarrolla la capacidad mental para la concentración y la interiorización de la conciencia, es decir, prepara la meditación.
No son simples ejercicios de respiración, sino que gracias a la regulación del ritmo de la respiración, se consigue un control sobre el prana o energía, y a través de éste una estabilización de la mente.
Así como el prana (fuerza vital) se considera el eje de la rueda de la vida, Pranayama es considerado el eje de la rueda del Yoga, la raíz del conocimiento del Sí mismo.

“Como los radios de una rueda se ajustan en el eje, así todo se halla ajustado a este aliento vital. La vida se mueve al compás del aliento vital…” B.K.S. Iyengar

No todas las practicas ejercen la misma influencia. En función de los efectos que producen podemos clasificar las técnicas del pranayama en los siguientes cuatro grupos:
1) Tranquilizantes (p.e. Bhramari, Ujjayi, Vayu)
2) Vitalizantes (p.e. Bhastrika, Kapalabhati, Surya Bheda)
3) Equilibrantes (p.e. Nadi Sodhana, Samavritti)
4) Refrescantes (p।e. Shitali, Sitkari, Kaki)

Conocer de qué manera incide cada pranayama nos permitirá elegir el más adecuado en función del resultado que queramos obtener de la práctica.

Aspectos pedagógicos

Si entramos en la vertiente pedagógica del pranayama, una de las preguntas a responder es: ¿Qué es necesario conocer antes de ponerse a realizar Pranayama para que su práctica resulte exitosa?
Algunos de esos requisitos previos y necesarios para poder iniciar una práctica de pranayama son:

Despertar la conciencia de la respiración natural, es un paso previo y
necesario a cualquier tipo de trabajo en relación a la respiración. Aprender a estar presente en ella y conocer aquellas cualidades básicas que son posibles.
observar: zonas respiratorias, fases, frecuencia, ritmo, profundidad,
origen, calidad, etc.

Al inicio se dará más importancia a la conciencia que a la cantidad o calidad del movimiento respiratorio.
Darse cuenta de que la respiración es un proceso fisiológico involuntario sobre el que podemos intervenir a voluntad. Diferenciar esas dos facetas y aprender a tener un autocontrol de la respiración por el pensamiento o Percibir la respiración como guía del movimiento corporal ayudará al aprendizaje de las técnicas de Pranayama.

Aprender a tener un dominio sobre la respiración de tal forma que ésta dirija el movimiento corporal y por tanto la inspiración y la espiración se inicien y finalicen exactamente al inicio y final del movimiento corporal establecido.

Todo ello deberá tenerse en cuenta a la hora de introducirse en el mundo del pranayama, para respetar en todo momento el proceso evolutivo y gradual de aprendizaje a la hora de poder obtener unos resultados enriquecedores.

El Pranayama nos ofrece un amplio campo de trabajo dentro del Yoga:
* Como práctica incorporada al final de una sesión de asanas con el objetivo de preparar un estado de interiorización y meditación.
* Como práctica aislada matutina previa o no a una práctica meditativa.
*Como práctica nocturna si se utiliza un pranayama relajante.
* Como técnica al inicio de una sesión de Yoga con el objetivo de preparar el sistema respiratorio y centrar la mente.

Un trabajo de combinación de asana y pranayama que facilita una comunicación constante entre el cuerpo con o sin movimiento y la conciencia interior, y cuya integración permitirá acceder a un estado de centramiento permanente a lo largo de la sesión de Yoga. Así, la conjunción e integración de la práctica de asana con la de pranayama es otra opción en el trabajo yóguico que nos conducirá la mente oscilante a un estado de presencia y estabilidad, abriéndonos las puertas de nuestro templo interior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s