EL PODER DE LA MAGIA

El poder que opera en la actividad mágica está en el interior de nuestro cuerpo así como dentro de las hierbas, las piedras y otros productos naturales de la Tierra. No es algo satánico, peligroso o maligno. Tampoco es algo sobrenatural. El poder mágico es el poder de la vida misma. Después de hacer ejercicio durante un período prolongado de tiempo, nos sentimos cansados. ¿Por qué? La razón es que el cuer­ po ha liberado una gran cantidad de energía. Las ñores mueren prematuramente cuando son arrancadas del suelo. Ya no reciben energía de la Tierra (en forma de elementos nutritivos). Esta es la energía utilizada en la magia de las hierbas: un poder personal y el poder que reside en las plantas. Al combi­ nar estas dos fuerzas, al moverlas desde dentro hacia fuera y dar­ les un objetivo y dirección, los magos que operan con hierbas con­ siguen producir los cambios necesarios. En la magia de las hierbas, o en cualquier tipo de magia, hemos de desarrollar y liberar esta energía. Existen numerosos métodos para lograrlo. Uno de los más eficaces es valerse de las emociones. ¿Por qué realizamos un rito mágico? El motivo suele ser una necesidad. Si se necesita y se desea algo con suficiente intensidad, el poder personal se halla centrado en ese fin. Al mezclar un incienso, uno mezcla este poder. Al encender una vela, uno la enciende con ese poder. Muchos ritos resultan ineficaces precisamente porque el mago no se concentra en el trabajo que tiene entre manos. O, porque él o ella necesitaban algo, pero no lo deseaban. En ambos casos, no se produce una transferencia adecuada del poder personal al incien­ so, al aceite o la pócima, por lo que el preparado resulta ineficaz.
Ello no quiere decir que las hierbas y los perfumes no sean poderosos por si solos. Lo son. Pero al igual que un coche no se mueve si no ha sido puesto en marcha, las mezclas de hierbas han de “ponerse en marcha” con el poder personal para, de ese modo, entrar en movimiento.
Ahora vamos a dar unos cuantos consejos prácticos: Concéntrese en el trabajo que esté realizando. Si está moliendo romero para utilizarlo como ingrediente de un incienso curativo para un amigo, visualice a su amigo en un estado saludable. Cuando mezcla aceites para conseguir dinero, concéntrese en el dinero mientras realiza esta actividad. Si usted es capaz de crear unas imágenes mentales claras, reali­ ce ejercicios de visualización mágica al hacer los preparativos y durante la celebración de la ceremonia. Perciba en el ojo de su mente la eficacia de la mezcla. Visualice el cumplimiento de su fun­ ción. Ello conducirá su poder personal hasta las hierbas. En los ritos, las energías que liberan las hierbas se combinarán con las suyas propias para satisfacer su necesidad mágica. La visualización mágica es el mejor sistema para poner en mar­ cha las mezclas de hierbas, pero no se preocupe si no es capaz de visualizar adecuadamente. Simplemente concéntrese en el objetivo deseado. Las hierbas cumplirán su función.

ImagenIA

Anuncios

4 comentarios en “EL PODER DE LA MAGIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s