LA MAGIA DE LA NATURALEZA

el

Berta

TOCANDO LA TIERRA
La Luna reluce místicamente en el cielo plagado de estrellas cuando una figura se mueve en una playa desierta. Se para, se inclina y coge un palo gris purificado en la orilla por el mar incansable. Apoyando su extremo desafilado sobre la arena húmeda, la figura esboza un símbolo. Rompe una ola. La figura se aparta, y justo cuando el agua pasa sobre el símbolo se levanta una racha de viento, echando hacia atrás el echarpe que llevaba enrollado. Aparece la cara de una mujer bajo la suave luz de la Luna. Sonríe, confiada de que el hechizo ha funcionado, y se sienta a escuchar la música del mar rompiente. ¿Por qué fue la mujer al océano aquella noche? ¿Por qué dibujó un símbolo en la arena? ¿Y cómo constituyen magia estos actos sencillos?
La magia natural -más bien, la magia de la naturaleza es una rama directa y no complicada de las artes mágicas, una derivada de eones de experimentación por personas dispersas por todo el globo. Es quizá una respuesta a los poderes limitados de la naturaleza, el poder visible en las estaciones siempre cambiantes, el florecer de un capullo, el nacimiento de los jóvenes. Los métodos de la magia de la naturaleza están casi universalmente destinados a obrar con las fuerzas y energías de la naturaleza para producir cambios necesarios. Aunque puede parecer que las técnicas están sobre simplificadas, incluso juveniles, son eficaces. La mujer descrita arriba ejecuto un acto de magia de la Naturaleza. Ella obró con el océano, una fuente intemporal de energía reverenciada y adorada durante cientos de miles de años. Para dirigir las energías del mar usó un símbolo. El simbolismo -el lenguaje de la magia y de la mente subconsciente- es una forma de taquigrafía mágica. Aunque los símbolos y runas tienen poderes por sí mismos, también dirigen las energías hacia fines específicos. En otras palabras, le dicen a la magia qué hacer. Por tanto, esta mujer fue al océano en una noche iluminada por la Luna para llamar a las energías oceánicas y dibujó un símbolo en la arena para enfocar los poderes. Cuando el agua borró el símbolo, liberó sus propios poderes y comenzó la magia. Aunque pueden pasar varios días para que aparezcan los frutos del trabajo de era noche, indudablemente lo harán. El tiempo y la experiencia han probado esto. La magia natural es directa y al punto. A pesar de lo que puedas haber oído, la magia no es nada sobrenatural, innatural o incluso extraño. Esta en nuestros propios huertos, en nuestros hogares; en la propia esencia de nuestros ser en Las fuerzas de la Naturaleza permiten la magia -no los demonios y duendes, «Satán» o ángeles caídos.
Uno de los más grandes misterios de la magia es que no hay misterios. Por lo contrario, están siendo revelados constantemente alrededor de nosotros. El estudio del simple florecer de una rosa, una brizna de hierba, una hoja veteada
o el silbido del viento a través de los árboles frondosos revelarán tanto, sino más, respecto a la verdadera naturaleza de la magia que un centenar de polvorientos tomos del Renacimiento. Esta es la magia que llena estas páginas. Aunque pueda parecer que alguno de los métodos contenidos en este libro caen fuera de la Naturaleza -por ejemplo, la magia de los espejos- es simplemente una indicación de que la Naturaleza es más que la buena y sólida Tierra bajo nuestros pies o el arco iris brillando en el cielo de una tarde. La Naturaleza es el mismo Universo. No sólo sus poderes, sino también sus manifestaciones. Algunas de sus manifestaciones, como los espejos, son producidas artificialmente, pero están conectadas con y llaman a los poderes de la Naturaleza a través de su simbolismo En nuestra era crecientemente mecanizada, muchas personas se están encontrando aisladas del planeta que sostiene y soporta nuestras mismas vidas. Se ha olvidado la dependencia muy real que tenemos de la Tierra. Muchos están cortando sus conexiones « naturales con la Tierra. Como resultado, hoy existe un tiempo de gran desorden en un nivel individual y global. La magia de la Tierra puede ayudar a ordenar, atravesar y resolver muchas de las crisis menores y problemas que están ante nosotros hoy como individuos. Es cierto, no es una solución simple a los problemas del mundo, pero puede traer orden a nuestras vidas y eso es un buen comienzo. En el pensamiento mágico el cuerpo humano es el «microcosmos» (pequeña representación) de la Tierra, que es el «macrocosmos». La Tierra es también el microcosmos del Universo. En otras palabras, somos imágenes de la esencia del planeta y, por tanto, del Universo. Como tales, cuando nos cambiamos a nosotros mismos, cambiamos la Tierra y el Universo. La magia es útil para producir tales cambios en nuestras vidas, y, por tanto, en la misma Tierra. Estos cambios deben ser positivos. Por ello este libro no contiene magia maligna o negativa, porque ya existe suficiente negatividad en el mundo. El propósito de toda magia, vías ocultas y religiones místicas es el perfeccionamiento de sí mismo. Aunque esto no puede llevarse a cabo en una vida, mejorarnos a nosotros mismos está fácilmente dentro de nuestro alcance. Con este acto singular la Tierra se vuelve mucho más saludable. Si ponen en práctica la magia contenida en este libro, sea dibujando un corazón en la arena, mirando un espejo para echar un vistazo al futuro, o atando un nudo para ayudar a un amigo con problemas, mantén en la mente los aspectos más elevados de tus obras. Estás mejorando el mundo y ayudando a purificarlo de los terribles estragos que ha sufrido en nuestras manos. Es esto lo que hace al practicante de magia natural verdaderamente divino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s