La musicoterapia y el alzheimer

Últimamente se ha demostrado con un considerable volumen de evidencias que la musicoterapia es efectiva en el tratamiento de las demencias (Raglio, Bellelli, Traficante, Gianotti, Ubezio, Gentile, Villani, & Trabucchi, 2010). La musicoterapia en el trabajo con personas afectadas por demencias y Alzheimer tiene como objetivo mantener y mejorar las habilidades en las áreas física-motriz, cognitiva, socio-emocional y conductual. (Mercadal-Brotons & Martín, 2008). Diversos estudios nos demuestran que la musicoterapia permite mantener el sentimiento de identidad de los enfermos de Alzheimer y puede estimular las funciones cognitivas globales, (Raglio, Bellelli, Traficante, Gianotti, Ubezio, Villani, & Trabucchi, 2008).

Por otra parte, cada vez más se están sustituyendo o complementando las terapias farmacológicas para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer (y las demencias en general) con terapias que no implican la administración de medicamentos. Esto se debe a que en muchas ocasiones los fármacos generan efectos secundarios adversos y, si tenemos en cuenta que las demencias y el Alzheimer son enfermedades crónicas y degenerativas que necesitan un tratamiento indefinido y constante, estos efectos podrían ser muy dañinos.

La musicoterapia es una terapia no farmacológica basada en el uso sistemático de canciones, sonidos y movimiento (Svansdottir & Snaedal, 2006) y que no muestra efectos secundarios (Svansdottir & Snaedal, 2006). Así pues, si ya no como sustitutivo de los fármacos, sí se debería tener en cuenta la musicoterapia como tratamiento para el Alzheimer y poder así reducir la cantidad de medicamentos suministrados a los afectados por esta enfermedad, mejorando su calidad de vida.

Además, a nivel personal para los enfermos de Alzheimer, la musicoterapia puede ser percibida como una actividad significativa, reduciendo así la ansiedad y comportamientos motores anómalos. De esta manera puede mejorar la participación de los enfermos en el resto de actividades que se realicen en el centro especializado del que sean usuarios, reduciendo así la apatía (Raglio, Bellelli, Traficante, Gianotti, Ubezio, Villani, & Trabucchi, 2008).

Pero la musicoterapia no es sólo útil en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer por el simple hecho de no ser un tratamiento farmacológico, sino que tiene efectos visibles en síntomas típicos de esta enfermedad. Estudios como el de Raglio et al. (2008) corroboran su eficacia en el tratamiento de los síntomas psiquiátricos y de la conducta, típicos de las demencias, demostrando que este tratamiento reduce estos síntomas a la vez que mejora la relación de comunicación entre los pacientes y el musicoterapeuta.

Basándonos en estas evidencias y en los resultados de la experiencia que se expone en este artículo, podemos afirmar que la músico terapia funciona en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s