El manuscrito Voynich 2º PARTE

El manuscrito Voynich, considerado “un libro de otra galaxia”, porque está escrito en voynichun lenguaje desconocido y está ilustrado con imágenes de plantas y escenas extrañas ajenas a la Tierra, ha comenzado a ser descifrado mediante técnicas medievales.

Para algunos investigadores de lo oculto, como el escritor francés Jacques Bergier, se trata de uno de los grandes textos prohibidos.

LIBRO PROHIBIDO

Esto porque han sido escamoteados de la lectura pública por una cofradía tan antigua como la civilización, la cual impide la difusión demasiado rápida o extensa de los conocimientos que pueden ser demasiado peligrosos para ser revelados.

Para otros especialistas, es un libro que contiene conocimientos provenientesvoynich-ilustraciones-10
de otros mundos, ya que tanto la caligrafía con que está escrito como los dibujos sobre vegetales, animales, mapas estelares y la reproducción humana, todos en situaciones extrañas, son ajenas a lo que se conoce en nuestro planeta, incluso en tiempos pretéritos, cuando la Naturaleza era distinta.

PLANTAS Y SIMBOLOS FANTASTICOS

Según la hipótesis reciente de la investigadora Edith Sherwood, podría haberVoynich-manuscrito-libro-misterio-43.jpg
sido escrito hacia el año 1460 por Leonardo Da Vinci, cuando el genial sabio y artista tenía apenas ocho años de edad, lo que explicaría los errores, inexactitudes y estilo de los dibujos, aceptables para un niño pero impensables para un adulto.

Para los escépticos este libro de 235 páginas, que ha alcanzado celebridad mundial, debido a sus grabados de plantas fantásticas, símbolos zodiacales y
mujeres desnudas, así como los símbolos trazados con bella e intrigante caligrafía no han sido descifrados hasta ahora, es simple y llanamente un fraude o una broma.

Ahora, el misterio del Manuscrito Voynich puede estar a punto de resolverse, en el Reino Unido, gracias al trabajo de un investigador británico que ha descubierto un medio de reproducir esas claves para descifrarlo a partir de técnicas del siglo XVI.

CINCO SIGLOS DE ENIGMAS

Desde que fue descubierto hace más de quinientos años, cientos de especialistas han tratado de descifrar su significado sin éxito. Algunos expertos afirmaron que era simplemente una broma, pues no parecía probable que contuviera claves lingüísticas tan complicadas que nadie fuera capaz de descifrarlas.

El doctor Gordon Rugg, profesor de Informática en la Universidad de Keele, Inglaterra, en colaboración con la doctora Joanne Hyde, han desarrollado un
método para repasar problemas difíciles que han quedado sin resolver, y que
pretenden utilizar la técnica para solucionar problemas de medicina o de tecnología.

HORAS Y DEDICACION

Para probar el método, Rugg comenzó a aplicarlo al manuscrito Voynich en su tiempovoynich_sample1.jpg libre, pero la labor de descifrado se fue tornando cada vez más apasionante y absorbiendo más horas y dedicación, por parte de ambos investigadores.

Gordon Rugg, cree estar muy cerca de explicar cómo fue creado el libro, gracias a que ha conseguido generar texto con igual apariencia al que contiene el libro, sin recurrir a la alta tecnología digital a la que está habituado como ingeniero informático, sino utilizando métodos rudimentarios del siglo XVI.

El ingeniero practicó una de las técnicas conocidas de Edward Kelley, un famoso aventurero y oscuro artista de la época isabelina, que según Rugg, puede ser el autor de manuscrito.

Para ello utilizó una cuadrícula de 40 filas y 39 columnas cuyas líneas le sirvieron de guías para dibujar las sílabas de Voynich. A continuación superpuso un cartón con cuatro ventanas cuadradas en diagonal sobre la cuadrícula, y comenzó a formar las palabras que resultaban de unir las sílabas que quedaban visibles a medida que él iba moviendo la plantilla agujereada.

¿Y SI SE TRATA DE UNA BROMA?

El resultado ha sido una serie de palabras con los mismos patrones internos que las del libro. Rugg y su equipo trabajan ahora en un programa de ordenador que detecte todos los patrones existentes en el manuscrito y los reproduzca. Si su hallazgo se confirma, significará que inventar algo que parezca un lenguaje con regularidad en los patrones no es tan difícil, y esto ya no será un argumento válido para negar el fraude.

Los primeros resultados, publicados en un artículo sobre el manuscrito en la revista británica Cryptologia, parecen indicar que el texto medieval puede ser
una broma debida a Edward Kelley, aunque eso no se puede demostrar científicamente.

EL MISTERIO NO TERMINA

Los autores del artículo dicen que la solución definitiva del misterio depende ahora del63abcc4b39c592ee08cca40e14afaa63.jpg trabajo de otros investigadores, aunque su método ha servido de punto de partida. “Lo más importante es que estos resultados van a tener consecuencias para nuestra búsqueda de soluciones a otros problemas considerados como irresolubles”, afirma Rugg.

El misterio del Manuscrito Voynich no ha terminado, porque todavía quedan muchas preguntas sin responder. Mientras, una discípula de Rugg sigue intentando descifrarlo, por lo que en los próximos años puede haber sorpresas y nuevos resultados.

COMPRADO Y VENDIDO

El manuscrito de 235 páginas, que en 1912 había sido adquirido por Wilfrid M. Voynich a un colegio de Villa Mondragone, cerca de Roma, está guardado ahora en la Librería Beinecke, perteneciente a la Universidad de Yale, en Estados Unidos.

Este libro fue escrito por un autor desconocido, aunque algunos lo atribuyen
al pensador científico del siglo XIII Roger Bacon. Constituye un enigma, ya que está escrito en un lenguaje desconocido, con unos caracteres desconocidos. Ni siquiera se sabe a ciencia cierta cuál es el tema que trata.

El emperador Rodolfo II de Bohemia (1552-1612) lo compró por una cifra desorbitada para la época, 600 ducados, y después pasó por varias manos hasta llegar en 1666 al jesuita Atanasio Kircher. Desde ese momento hasta 1912, cuando lo adquirió Voynich, se ignora qué ocurrió al libro. En 1969 lo donó un experto a Yale.

UN MANUAL DE OTROS MUNDOS

Sus ilustraciones parecen indicar que es un tratado de alquimia cuyo contenido se quiso mantener en secreto. Posee diferentes secciones, que parecen abordar temas de botánica (la mayoría de los dibujos representan plantas no identificadas), astronomía (aparecen casi todos los símbolos zodiacales), biología (incluye algunas imágenes sobre anatomía), cosmología y farmacia. Al final se incluye lo que parece ser un recetario.

Además, el libro posee numeración de páginas, apuntes en alemán y en un alfabeto desconocido, y una anotación en la última página en caracteres tradicionales que puede ser una clave para descifrarlo. Pero se ignora si el texto está cifrado o no.

AMERICA Y OTROS MUNDOS A partir de las vestimentas de los personajes dibujados, se ha afirmado que el manuscrito fue escrito en Europa en el siglo XIII, pero una de las ilustraciones se parece a un girasol, lo que sugiere que en parte fue escrito después del descubrimiento de América. Aunque tampoco se descarta que el libro sea un simple engaño para estafar a alguno de sus poseedores, ya que hay constancia que en ocasiones se han pagado grandes sumas de dinero por él.

Se han efectuado multitud de estudios sobre el Manuscrito y algunas personas aseguran que lo tradujeron, pero ninguna de las traducciones ha sido reconocida por la comunidad científica.

El lingüista estadounidense W. Newbold afirmó que lo había descifrado, pero después lo desmintió. Para Jacques Bergier, este experto prefirió callar, ante las amenazas recibidas y la magnitud de los conocimientos que se compendian en el libro.

SECRETOS DEMASIADO PELIGROSOSmanuscrito-voynich-2.jpg

Según algunos estudiosos, el manuscrito Voynich contiene secretos tan peligrosos como la naturaleza de las novas o explosión final de las estrellas, o los mecanismos de los cuásares: los objetos cósmicos más energéticos que se conocen. Además contendría información sobre fuentes de energía mucho mayores que la bomba de hidrógeno y tan sencillas de manejar que era capaz de comprendedlas un hombre del siglo XIII. El texto cumple con las propiedades estadísticas principales de los lenguajes naturales, pero presenta alguna peculiaridad, que puede deberse a posibles abreviaturas. Apenas tiene correcciones.

¿Qué significa en realidad el Manuscrito Voynich? ¿Por qué han fracasado los científicos, lingüistas y cartógrafos en penetrar su contenido?

 

El Manuscrito Voynich es el libro más misterioso de la historia de la Humanidad. Escrito entre los siglos XV y XVI, se lo vio por última vez en 1666. Luego desapareció, para ser re descubierto en el siglo XX. El libro está escrito en un código incomprensible que nunca ha podido ser descifrado. Sus folios de pergamino están cubiertos de cientos y cientos de ilustraciones de mujeres desnudas, plantas y constelaciones. Los vegetales que muestran no existen en la naturaleza, y la mayoría de los diagramas astronómicos son también desconocidos.

El eterno enigma del Manuscrito Voynich
manuscrito-voynich-n2

¿Puede un engaño hacer tontos a los científicos durante 535 años? ¿Es posible que un código oculto haya derrotado incluso a los criptógrafos del ejército americano que descubrieron las claves de la Armada Imperial Japonesa durante la Segunda Guerra Mundial? ¿Cómo es posible que, habiendo sido descifrados todos los códigos medievales ya en el siglo XIX, haya aún un documento que se resiste a todos los esfuerzos? ¿Es verdad o mentira que existe un libro al que los estudiosos llaman “El Misterio de los Misterios”?

Sucedió un día de 1912: el librero lituano de origen polaco Wilfred Voynich, para entonces residente en Londres, se encontraba de viaje por Italia en busca de libros raros o incunables para su tienda exclusiva para coleccionistas. La mercadería que Voynich comerciaba incluía mapas originales de la expedición de Magallanes, libros ilustrados a mano por Mantegna o el Giotto y obras de alquimistas y filósofos antiguos. No faltaríamos a la verdad si dijésemos que Voynich era un experto que conocía como nadie su actividad.

Sin embargo, al llegar al monasterio jesuita de Villa Mondragone en Frascati, cerca de Roma, para comprar libros, un ejemplar puesto a la venta por los sacerdotes le llamó la atención como nunca antes.

Se trataba de un volumen en cuarto, cubierto de extrañas ilustraciones y escrito en unos raros caracteres que el experto no pudo identificar. Lo compró, por supuesto, y se lo llevó consigo. Nunca pudo lograr descifrarlo, y el increíble volumen persiste en ocultarnos sus secretos hasta el día de hoy.

El tomo no lleva firma, nombre del autor ni título: en consecuencia, los estudiosos lo han bautizado con el nombre de su redescubridor moderno. Se lo llama “El Manuscrito Voynich”. Cuenta con unas 250 páginas de texto incomprensible, y está poblado de cientos de grandes dibujos de plantas, diagramas astronómicos, zodíacos y una enorme multitud de pequeñas imágenes de mujeres desnudas.

Lo primero que Voynich hizo al llegar a Londres con su libro fue fotografiar casi todos sus folios y enviar las reproducciones a una amplia variedad de expertos: lingüistas, profesores universitarios, historiadores y medievalistas. Sus esfuerzos no le reportaron ninguna solución. Nadie pudo deducir de qué trataba el volumen, qué clase de código ocultaba el texto ni ningún otro detalle acerca de él.

Voynich murió en 1931 sin haber llegado a estar más cerca de traducir su libro que en el voynich100-2día en que lo vio por primera vez. Desde entonces, el Manuscrito Voynich se ha hecho célebre por los sucesivos fracasos que todos los que tuvieron la oportunidad de estudiarlo debieron acabar confesando.

Más allá de ello, el contenido visual del manuscrito es asimismo extraordinario. Excepto una o dos, las plantas dibujadas en sus páginas son desconocidas por la botánica. Salvo unas pocas, tampoco las constelaciones corresponden a estructuras visibles en el cielo nocturno. Las mujercillas o ninfas desnudas nadan en indescriptibles sistemas de cisternas, tinas y fuentes conectadas por complicados sistemas de conductos, vávulas y derivaciones. Nadie, hasta el momento, ha podido comprender el sentido de estas imágenes, ni que utilidad tendría ilustrar un manuscrito con estrellas y vegetales que no existen. Si bien el Voynich tiene todo el aspecto de ser un manual de alquimia o medicina medieval, algunas otras características lo convierten en un enigma aún más apasionante.

Los lingüistas se han dado por vencidos incluso en determinar el lenguaje de base de su cifra. Nadie sabe si el libro está escrito, por ejemplo, en latín o en inglés.

A la falta de un método para traducir sus textos, se agregaba la circunstancia de que el libro había desaparecido durante 246 años, es decir, entre la fecha de una carta que lo acompañaba y su descubrimiento por Voynich. La única pieza de información histórica con que contaba éste era esa carta, fechada en 1666, que ha sido bautizada por los estudiosos como la Carta Marci. Johannes Marcus Marci de Cronland, autor de la misma y rector de la Universidad de Praga, solicita al docto científico alemán Athanasius Kircher, que le descifre el manuscrito. Por lo que parece, no obtuvo respuesta y falleció pocos meses después. Lo importante, sin embargo, es que en su carta establece el lugar de origen del manuscrito y arriesga (citando opiniones de terceros) una hipótesis sobre su autor. Dice Marci que el manuscrito provenía de la biblioteca personal del Sacro Emperador Romano en Praga, Rodolfo II, y que lo había comprado por una fuerte suma (600 ducados, aproximadamente 40.000 euros actuales). Manifiesta también que uno de los expertos de la corte y profesor de los hijos del emperador decía a quien quisiera escucharlo que el manuscrito era obra del inglés Roger Bacon, el celebérrimo teólogo, filósofo, fraile franciscano y científico del siglo XIII.

Lamentablemente, ninguna de las afirmaciones de Marci ha podido demostrarse (en particular en lo que se refiere al origen baconiano del Manuscrito) y la falta de respuesta de Kircher a sus requisitorias es prueba suficiente de que el monje jesuita, uno de los hombres más sabios de su siglo, tampoco pudo contra el misterio del manuscrito.

A partir de la Carta Marci, como se ha dicho, el manuscrito desaparece hasta ser recuperado en el siglo XX. El último en poseerlo había sido un jesuita (Kircher) y luego aparece en manos de jesuitas (el colegio de Villa Mondragone). ¿Está la Compañía de Jesús relacionada con el misterio del Manuscrito Voynich? La investigación llevada a cabo hasta el momento parece demostrar que sí, y que dos personas en concreto se ocuparon de salvar y preservar el manuscrito para la posteridad.

Los intentos por traducir el Manuscrito Voynich, más allá de los hipotéticos de Athanasius Kircher (según se desprende de la Carta Marci) han persistido reportando fracasos hasta la actualidad. Desde los criptógrafos que descifraron los códigos de la Armada Imperial Japonesa en la II Guerra Mundial (Friedman y su equipo) hasta médicos, abogados, filólogos y lingüistas, todos ellos han descubierto que el Manuscrito Voynich es superior a los conocimientos actuales y se resiste a los ataques efectuados desde cualquier ángulo. ¡Hasta los métodos de datación por carbono-14 han dado resultados ambiguos!

Sin embargo, un psicólogo inglés de la Universidad de Keele, Gordon Rugg, cuyo interés no reside estrictamente en la traducción del manuscrito, ha abierto interesantes posibilidades. Junto con su asociada Joanne Hyde y su alumna Laura Aylward, este especialista en teoría del conocimiento comenzó preguntándose por qué nadie había podido descifrar el documento, y qué ciencias, teorías y conocimientos se habían aplicado en la lucha. Encontró métodos que incluían el estudio de las zonas “grises” del conocimiento (las partes periféricas de cada ciencia que no son muy estudiadas pòrque cada especialista cree que queda fuera de su propio campo) y, aplicando nuevas técnicas de investigación, comenzó a interesarse en las zonas menos estudiadas de la cuestión Voynich.

Así, comenzó poniéndose en el lugar del autor del manuscrito y, haciendo uso exclusivamente de herramientas criptográficas de aquella época (fines del siglo XV o principios del XVI) está actualmente intentando reproducir un manuscrito que comparta las inusuales características lingüísticas del texto del manuscrito. Si Rugg consigue esto, habrá dado el primer paso importante en el estudio del libro: no habrá podido traducirlo pero sí explicar cómo se lo realizó. Es algo que jamás se ha conseguido, y comprender la técnica utilizada puede abrir definitivamente el camino de su desciframiento.

En la misma línea, Rugg opina que su sistema de analizar problemas complejos que requieren del conocimiento de especialistas en varios campos (en el caso del manuscrito, por ejemplo: lingüistas, historiadores, criptógrafos, medievalistas y filólogos) puede ayudar a aproximarse a otros misterios aún no resueltos que significan la diferencia entre la vida y la muerte para muchas personas. Las causas de enfermedades como el Mal de Alzheimer caen de lleno dentro de esta categoría de problemas científicos, y Rugg cree que su análisis de “zonas grises” puede ayudar a la ciencia a responder preguntas que en apariencia no tienen solución.
voynich_f84rtop

Consiga Rugg su objetivo o no, y se pueda obtener algún día la solución al enigma del Manuscrito Voynich, la fascinación por este apasionante logro del intelecto humano continuará. Se trata, sin duda, de uno de los misterios más interesantes de la historia humana y, a no dudarlo, seguirá dando que hablar y llenando de preguntas a nuestra imaginación.

En mi mas humilde creencia , pienso que esto es lo que se llama cuaderno de campo de un wiccano , donde se registra todo lo que un iniciado va descubriendo , en mi sección 

veras como se hace un cuaderno de trabajo y como se puede codificar con palabras o códigos que solo el autor reconozca , tal vez sea esto pues no se reconoce esa lengua escrita y si había libros , colores etc no era tan tan antiguo , o quien sabe igual se le callo a un extraterrestre , um , misterios de la vida
Como siempre deciros que podéis agregarme a Facebook , uniros a mi grupo de Facebook y dar me gusta a mi fan page , a qui os dejo los links
https://www.facebook.com/norbertaa

https://www.facebook.com/videnciavigo/

https://www.facebook.com/groups/AdonayElohim/

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Muy interesante. gracias por compartir

    Le gusta a 1 persona

    1. Berta dice:

      Gracias a ti Carmen

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s